Los Horrores de los Errores 2

Continuamos con la segunda parte de este interesante tema sobre la escritura y la pronunciación hablada, escrita o televisada, donde tratamos el tema de las fuentes de información.

 

Revisando los documentos que generosamente me facilitaron los profesores de la “Septién García” cuando estudiábamos periodismo a principio de los 90’s, nos encontramos que “cuando los datos (información) que se allegan, han sido obtenidos directamente en situaciones de relación fuente-medio impreso, radiofónico o televisivo, pueden considerarse, a ellos, como señales emergentes de fuentes directas o fuentes propiamente dichas. Ahora bien, si los datos proceden de manera indirecta, el o los informantes pueden ser considerados como subfuentes o fuentes accesorias. Esto es, cuándo una fuente es principal y cuándo es accesoria, depende de la noticia que se trate. Y depende también del margen de credibilidad que inspire esa fuente, o el papel e importancia cumplidos en la situación concreta. Debemos tener en mente que las fuentes directas o indirectas, pueden ser ocasionales o permanentes. Las primeras responden a los elementos circunstanciales de un suceso. Toda persona física o jurídica es potencialmente una fuente. Las segundas, integran sistemas del entorno periodístico o son sistemas propios cuya naturaleza está relacionada con intereses permanentes de la sociedad. Por ejemplo; las instituciones administrativas del gobierno, las autoridades, personas que destacan en el mundo de la ciencia, las artes o las letras, son fuentes permanentes de información. Un ciudadano común, eventual testigo de un robo o un asalto (policiaco al fin), se considera como fuente ocasional. Pero existe otra distinción entre fuentes públicas y privadas que emiten informaciones de valores diferentes. Las públicas, identificadas con los órganos del Estado, responden al principio de función y servicio público. Cuando la fuente reviste el atributo de autoridad, resultante de la soberanía del Estado y de las leyes que lo rigen, la fuente recibe el nombre de fuente oficial, es decir, capaz de expresar mensajes a nombre del sistema. Por su lado, las fuentes privadas no pertenecen al complejo administrativo y político del Estado, sino más bien de grupos de particulares. León Sigal refiere que “se consideran como fuentes o canales rutinarios, la lectura de periódicos, “picar piedra” y recurrir a “contactos”. “Picar piedra” significa (para algunos autores), entrevistar gente ya sea en persona o por teléfono. (Quién será más “pica piedra” que otros?). Vázquez Montalbán define las fuentes de información como: “Los hechos mismos o los protagonistas de los hechos. La relación comunicativa de cualquier individuo con cualquier noticia suele estar condicionada por un interés especial, de una u otra manera ligado al espíritu de supervivencia. Montalbán lo dice muy rimbombante pero creo que se refiere al “chayo”. Por su parte, Williamson señala a su vez que: “Con un poco de imaginación, dar con una nota periodística no es más difícil que eso. Abra sus ojos a todas las cosas insólitas a su alrededor y verá más notas potenciales de cuantas podría escribir en toda su vida. De ahí que comentábamos en nuestra entrega anterior que las noticias llegan a los medios a través de distintos canales y fuentes; también citamos en cuanto a los rangos y jerarquías, sobre la importancia de darles a las personas el título que les corresponde. Sobre el grado, rango o título, se puede citar por ejemplo, el de Excelencia o Excelentísimo a un Jefe de Estado, a los presidentes de los altos organismos del Estado (Tribunal Supremo, Consejo de Estado), Ministros, Embajadores, Magistrados, Fiscal del Tribunal Supremo, Tenientes Generales, Generales y Coroneles condecorados con La Gran Cruz. Sin embargo, es correcto dirigirse al titular del Poder Ejecutivo, sobre todo durante una conferencia de prensa, con una expresión de respeto tal como: “Señor Presidente o Señor Gobernador”, según de quien se trate. Pero bueno, como el espacio es poco y la charla es bastante larga, como dijera el Gran Jefe Pluma Firme en su Datcha “el tziqueté”: “A ver si mañana nos podemo mirá otro uno”. Sus comentarios a este medio o un su wasapaso al 961 105 50 47.

LO MAS VISTO

  • Jan 15 , 2014
    DATOS PARA RESIGNIFICAR LA FIESTA DE ENERO DE CHIAPA DE CORZO
    (Galería gráfica de Franco Lázaro Gómez sobre tradiciones de Chiapa de Corzo)

    Mario Nandayapa.

AL AZAR

jinnn6.jpg